Araenergy

El Gobierno abre la puerta a hacer subastas de renovables «made in Nadal» hasta que se apruebe la Ley de Cambio Climático.

El borrador del anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética (APLCCTE), al que ha tenido acceso El Periódico de la Energía, todavía tiene un largo camino que recorrer para que llegue al Pleno del Congreso y se publique en el BOE. Cuando eso ocurra, la Ley del Sector Eléctrico de 2013, la reforma eléctrica del ministro José Manuel Soria, dará paso a una serie de medidas para poder cumplir con los objetivos del PNIEC.

Entre esas medidas se incluye la celebración de subastas de renovables, que tal y como aparece en el artículo 6 del borrador del anteproyecto se trata del ‘Impulso al desarrollo de instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovable’.

En el desarrollo de ese artículo se incluye lo que en varias ocasiones ha declarado la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, que ‘anualmente se convocarán procedimientos de otorgamiento de derechos económicos para impulsar la construcción de al menos 3.000 MW de instalaciones renovables cada año’. Sin embargo, el texto reconoce que ‘dicho objetivo de capacidad instalada podrá ser revisado reglamentariamente en función de la evolución de la descarbonización del sistema energético español’.

También se mantiene en su idea de convocar subastas en las que se pueda distinguir ‘entre distintas tecnologías de generación en función de sus características técnicas, niveles de gestionabilidad, criterios de localización, madurez tecnológica y aquellos otros que garanticen la transición hacia una economía descarbonizada, de acuerdo con la normativa comunitaria’.

Para incentivar las inversiones en nuevos proyectos renovables, la Ley propone ‘desarrollar reglamentariamente nuevos marcos retributivos, basados en el reconocimiento a largo plazo de un precio fijo por la energía generada‘ y que ‘se otorgarán mediante procedimientos de concurrencia competitiva en los que el producto a subastar será la energía eléctrica a generar y la variable sobre la que se ofertará será el precio de retribución de dicha energía’.

Pero la novedad es que el gobierno abre la puerta a que la próxima subasta que se celebre en España mantenga el formato de las de 2016 y 2017 diseñadas por el predecesor en el cargo de Ribera, Álvaro Nadal. Según se señala en el último punto del mismo artículo, ‘en tanto no se desarrollen reglamentariamente los nuevos marcos retributivos y sus procedimientos de otorgamiento, a los que se refiere el presente artículo, las convocatorias previstas en el apartado 2 se efectuarán de conformidad con lo dispuesto en el artículo 14.7 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico y en su normativa de desarrollo’.

«Lo que viene a decir es que en tanto no se apruebe el Real Decreto de subastas y para eso debe aprobarse la nueva Ley de Cambio Climático, no se puede cambiar el modelo», señalan fuentes jurídicas consultadas, «una vez que se apruebe, la Ley del Sector Eléctrico ya quedará modificada, pero mientras no lo hagan no sirve para nada que lo pongan ahí. Es decir, que aunque se diga que transitoriamente se aplicará lo anterior, la realidad es que hasta que esta ley no se apruebe, que por los plazos será en septiembre u octubre, no sirve para nada decirlo porque se sobreentiende que, si lógicamente no modificas la ley, tendrás que usar la ley actual».

Lo que parece claro es que Transición Ecológica quiere subastas lo antes posible. No solo incluye ese punto en el borrador de la Ley sino que la propia Teresa Ribera en una entrevista realizada en El País reconocía que se iban a convocar subastas «cuanto antes. Esto es una gran rémora. Era una de las prioridades que habíamos marcado con José Domínguez. Estar en funciones no lo permitió, pero nos hubiera gustado haber hecho la primera antes de acabar 2019. No obstante, se necesita modificar el esquema que hoy está en una norma con rango de ley y generar un desarrollo técnico. Vamos a ver hasta qué punto podemos acortar plazos».

Según han reconocido fuentes del Ministerio de Transición Ecológica a este diario, «este año va a haber subastas de renovables», así que ahora toca esperar para conocer la nueva cita que espera con ansiedad el sector.

Fuente El Periódico de la energía

Los comentarios están cerrados.